BALANDRET. UN HOTEL PARA SENTIRLO EN FAMILIA

Hay lugares mágicos en los que sólo con abrir sus puertas notas un olor familiar, un olor entrañable y acogedor. Lugares que han sido ideados para experimentar, acariciar, degustar  y sentir la vida. Lugares que hacen que el disfrute con nuestros niños zascandiles no se quede en una mera posibilidad, sino que se convierta en un placer…Y eso es lo que consigue el  hotel Balandret que hoy os presentamos en Zascandil...Pero antes de continuar con nuestro recorrido de sensaciones por sus estancias, dejadnos que os indiquemos que Balandret no es sólo un hotel que mima a las familias, es también un restaurante que busca la armonía entre padres e hijos

 

Vacaciones con niños. Un hotel para sentir

Acariciado por la brisa marina de la playa de las Arenas, a pocos metros del mar, y sumergido en el epicentro de la vida estival de Valencia se asoma este novedoso hotel Boutique Balandret, que entremezcla en sus instalaciones el vanguardismo con las raíces valencianas más tradicionales. En este hotel la historia de la tierra valenciana se cuenta con tintes de modernidad, haciendo que el huésped se enamore con los detalles (paredes llenas de botijos, cestas de naranjas abriendo el paso de estancias, trompetas unidas en sorprendentes lámparas). Todo hace sentir el espíritu de la tierra.  Y a su vez, todo en él está pensado para animar la vida, para despertar los sentidos, para encontrar calma o alegría, según se quiera. Pero sobre todo, Balandret ha tenido muy en cuenta el pensar en las familias.

  

Sorpresas para los peques

Ya el primer detalle de este hotel es la bienvenida que ofrece a sus pequeños huéspedes. Obsequios escogidos por edades hacen que nuestros zascandiles se sientan como en casa. Si la vida y la felicidad está en las pequeñas cosas, son los pequeños detalles los que marcan un estilo.

Balandret cuenta con 21 habitaciones. De ellas 4 son habitaciones comunicantes, es decir, están separadas por una puerta, con  lo que son muy útiles para familias con zascandiles mayores. Aún así, se puede solicitar camas supletorias o cunas para otros peques e incluirlos en la habitación de los padres (como en otros hoteles). Lo que llama potentemente nuestra atención son dos aspectos muy relevantes para facilitar las vacaciones en familia:

  1.  Balandret tiene tres carros de paseo para las familias que lo deseen (hay que reservarlos previamente). Este servicio asciende a 15 euros para toda la estancia en el hotel (pero desde luego es mucha la ventaja que acarrea para las familias con peques).
  2. El hotel hace descuento a las familias en la reserva de la segunda habitación (por ejemplo en el caso de las habitaciones comunicantes).

Como decíamos, la esencia zascandil, el disfrute en familia está muy pensado en este hotel. Pero, sigamos recorriéndolo para seguir dejándonos cautivar. Balandret cuenta con habitaciones con vistas al mar, habitaciones a la calle, y también dispone de habitaciones interiores con grandes terraza, un área que sin duda hará las delicias de nuestros peques en esos tempranos despertares que suelen tener.

Zona de juegos en salón restaurante

Y si motivadora ha sido nuestra visita hasta ahora, seguro que muchos ya terminaréis por convenceros de su excelente servicio cuando sepáis que el hotel dispone de una zona infantil gratis de juegos. Esta zona está ubicada junto al salón comedor, de forma que cuando en nuestro ánimo esté el hacer una parada en la jornada para saciar el apetito, o para simplemente tomar una cerveza fermentada en sus propias instalaciones, nuestros peques también encontrarán un momento para ellos en esa zona de juegos que puede albergar a unos 30 zascandiles.

Esta zona infantil está también a disposición de todos aquellos que quieran sentarse en su terraza para deleitarse de las vistas mientras toman un aperitivo, o para los que se deciden degustar los deliciosos platos mediterráneos que elaboran en el restaurante. ¿Qué más podemos pedir? Pues que esté próximo a zonas infantiles como el entretenido parque del puerto deportivo o los parques del paseo..¡.Y Balandret lo está!!!

Pues id probando ¡el novedoso esgarraet, sus langostinos en tempura o su peculiar calamar!

  

 

El Balandrito.

Nos gustaría concluir haciendo alusión al nombre y la identidad del propio hotel. Balandret o El Balandrito es uno de los cuadros más famosos del excelso Joaquín Sorolla . Se dice que fue pintado en las playas que hay frente al hotel y  y por este motivo está muy presente en el impresionante salón del restaurante, donde a través de cuatro grandes esculturas verticales nos reencontramos con esa imagen del niño jugando con su barquito. Así, a tenor de la imagen escogida para dar identidad a este encantador hotel y restaurante, ¿Cómo no iban a ser los peques leiv motiv de sus servicios? Desde luego que este hotel hará las delicias de grandes y peques para unas vacaciones con niños. Gracias Balandret y gracias Rebeca Micó, directora del hotel por hacer nuestra visita tan agradable como encantador es el hotel en sí. ¿Os lo vais a perder?

Imagen del cuadro de Sorolla ambientando cada detalle del restaurante

Un comentario sobre “BALANDRET. UN HOTEL PARA SENTIRLO EN FAMILIA

  1. Pingback: Un hotel familiar en el que disfrutan todos sin excepción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *